Mujer y libros

Los libros son los espejos del alma. Son compañeros, maestros, magos y banqueros de los tesoros de la mente. Cuando lees un buen libro, en algún lugar del mundo una puerta se abre para permitir entrar más luz.

Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro. La lectura es una fábrica de sueños. Leemos en la cama ya que la lectura está a medio camino entre la vida y el sueño.

Si no te gusta leer, es que no has encontrado el libro correcto. Lee y conducirás, no leas y serás conducido; nadie en absoluto puede decirte qué leer, cuándo y cómo.

Leer libros es el pasatiempo más hermoso que la humanidad ha conocido; no es matar el tiempo, sino fecundarlo. Por eso, uno de los beneficios del verano es que cada día tenemos más luz para leer, y si esto no alcanza, seamos razonables y añadamos un octavo día a la semana dedicado exclusivamente a leer.

La lectura es algo así como la barandilla en los balcones; los libros no se han hecho para servir de adorno: sin embargo, nada hay que embellezca tanto como ellos en el interior del hogar.

Este es un texto compuesto por un enganchado de frases de mujeres escritoras. El nombre de las mismas se presenta en el orden de aparición de las citas: Virginia Wolf, Bárbara Wertheim Tucman, Vera Nazarian, Emily Dickinson, Ana María Matute, Anna Quindlen, J.K. Rowling, Santa Teresa de Jesús, Doris Lessing, Wislawa Szymberska, Herminia Brumana, Lena Dunham, Nuria Espert, Harriet Beecher Stowe.

¡Feliz día del libro, disfruta de su belleza en casa!