Mujer escribiendo

Escribir es una de las principales herramientas terapéuticas que sirve para liberar la tensión emocional, y esto es porque la escritura ya de por sí es terapéutica.

A través de la escritura puedes mostrar aquellos rasgos de tu personalidad que no compartes fácilmente ya que potencia la expresión y estimula la creatividad.

Escribiendo puedes conocerte mejor y explorar tus emociones y sentimientos para comprenderte mejor. Te permite plasmar tu mundo interno. También puedes desarrollar tu confianza, ya que mostrar tus miedos a través de una expresión artística es más fácil que hablar de ellos.

La escritura terapéutica te permite relajarte, encontrar calma y liberarte de la ansiedad y del estrés. Armoniza tu mente, tu cuerpo y tu espíritu. Además, sirve para canalizar y comunicar las emociones de manera consciente para alcanzar una sensación de bienestar.

Escribir te brinda la posibilidad de identificar la fuente de una emoción.

Cuando escribes, lo que estás haciendo es una ventilación emocional, ya que puedes conseguir que las emociones fluyan para poder identificarlas y cambiarlas. Esto contribuye a que seas consciente de lo que piensas o si estás exagerando.

Escribir baja los niveles de estrés y además mejora la salud física y mental.

¿Por qué escribir va a hacer que te sientas mejor?

  • Te permite poner en palabras los sentimientos o emociones que llevas dentro.
  • Disminuye la velocidad de tus pensamientos.
  • Te conecta de forma honesta con lo que estás sintiendo.
  • Permite que te conozcas mejor, potenciando el autoconocimiento.
  • Expande tu consciencia y te conecta con tu sabiduría interior.
  • Conecta tu experiencia con tu cuerpo, mente y espíritu.

Si tienes lápiz, bolígrafo o teclado, tienes un superpoder.