amelia

Viajar, dormir, enamorarse, son tres invitaciones a lo mismo. Tres modos de irse a lugares que no siempre entendemos. Viajamos, algunos de nosotros para siempre, para buscar otros estados, otras vidas, otras almas. ¡El universo sabe cuándo las almas están destinadas a comerse el mundo juntas!

Viajar es más que ver lo que hay para ver; es iniciar un cambio en nuestras ideas sobre lo que es vivir que continúa en nosotros de manera profunda y permanente. La vida es una aventura audaz, o nada en absoluto.

Veo mi camino, pero no sé adónde conduce. Es no saber adónde voy lo que me inspira para recorrerlo. No soy la misma habiendo visto la luna o el otro lado del mundo. No he estado en todas partes, pero está en mi lista.

Viajar es como coquetear con la vida. Es como decir: “Me quedaría y te amaría, pero me tengo que ir; esta es mi estación. Despertar completamente solo en una ciudad extraña es una de las sensaciones más agradables del mundo.

Un año a partir de ahora desearás haber comenzado hoy.

Este texto está conformado por frases sobre viajes de mujeres escritoras. Ahora nombraremos a sus autoras por orden de aparición: Ángeles Mastretta, Anais Nin, Erin Van Vuren, Miriam Beard, Helen Keller, Rosalía de Castro, Mary Anne Radmacher, Susan Sontag, Lisa St. Aubin de Teran, Freya Stark, Karen Lamb.

¡Te damos la bienvenida a esta nueva sección de nuestro blog llamada Mujeres que viajan! Si eres mujer, viajas y quieres compartir tu experiencia, esperamos tus textos. Puedes enviarlos a podcast@libelar.com.