Fragmento

«[…]—¡Vete ya!
—¿Por qué? ¿Qué está sucediendo? —preguntó temblorosa mirando hacia todas partes y a ninguna en particular, buscando algo que le permitiera entender que pasaba.
—¡Corre, Juana! ¡Corre por tu vida y no te des vuelta! —ordenó enérgicamente. Abrumada por el grito de Uriel, comenzó a moverse, pero seguía mirando al elfo.
—¡No hay tiempo; debes escapar! —suplicó esta vez el joven elfo.
—Ven conmigo, Uriel —pidió la maga, mientras corría hacia el túnel.
—No, yo… trataré de detenerla. Corre rápido, no dejes que te atrape
—imploró casi gimiendo Uriel.
Esta vez Juana comenzó a correr impetuosa. Quería correr más deprisa, pero sus músculos parecían no obedecerle. Buscaba desesperada la entrada que la devolviera al palacio. Sin embargo, su angustia por Uriel le impedía concentrarse en la oscuridad. No quería dejarlo solo. Escuchó un zumbido seguido de una briza espeluznante que le paralizó el alma. Intuyó que algo horrible se le aproximaba[…].»

CÓMPRALO EN AMAZON

Existo para vivir

Clica en la imagen para comprar